Es el momento para un cambio

Comienza la temporada estival y desde SORT queremos comunicarles lo importante que es  para su vehículo disponer de  un lubricante de calidad, capaz de soportar el esfuerzo extra que suponen las elevadas temperaturas de funcionamiento en esta época del año.

¿Saben  ustedes que es la oxidación?……y  ¿que los aceites de motor se oxidan?.

La oxidación es un proceso de degradación química que afecta a los materiales orgánicos y que consiste en la asimilación de átomos de oxígeno por parte de los componentes del lubricante, lo que significa que estas sustancias perderán paulatinamente sus características iniciales, se produce una transformación química, y serán  incapaces de realizar su función dentro del aceite, e incluso pueden convertirse en sustancias perjudiciales para los elementos internos del motor.

En el momento que el lubricante entra en el motor comienza su proceso de oxidación, siendo la luz, la temperatura y la contaminación por agua, hidrocarburos y residuos del interior del motor, los principales responsables de este proceso. También debemos tener en cuenta la presencia de metales reactivos, como el cobre o el hierro, que influyen de manera importante en la tasa de oxidación. Cuando comienza este proceso aparecen productos que actúan como catalizadores y aceleran exponencialmente la oxidación, otros productos al entrar en contacto con las superficies muy calientes se vuelven insolubles o se depositan formando lodos; durante este proceso también aparecen ácidos que atacan los elementos internos del motor, generando sales metálicas que actúan como catalizadores en la degradación del lubricante.

El calor es determinante ya que la tasa de oxidación se duplica por cada incremento de 10ºC, una vez rebasada la temperatura de 85ºC.

La oxidación del aceite produce:

  • Un aumento de la viscosidad, reduciendo la velocidad del lubricante en el circuito de lubricación.
  • Formación de depósitos carbonosos, barnices y lacas.
  • Aumento de la acidez.
  • Reducción de la capacidad lubricante y de la resistencia de la película.
  • Aumento del consumo de combustible.

Esto supone una reducción drástica de la vida del aceite.

Una vez sabemos que es la oxidación y cuales son sus consecuencias, y teniendo en cuenta que en verano, debido a las elevadas temperaturas de uso, el proceso de oxidación se acelera, es fácil comprender nuestro empeño por ofrecer productos con una extraordinaria resistencia a la oxidación para que nuestros lubricantes lleguen al final del periodo de uso señalado por el fabricante del vehículo en optimas condiciones.

La extraordinaria calidad de nuestras bases y la avanzada tecnología de nuestros paquetes de aditivos reducen drásticamente la degradación por oxidación, así como la formación de lodos, barnices y el control de ácidos generados en el interior del motor.

El lubricante es el responsable de disipar entre un 10% y un 25% del calor generado en el interior del motor. Nuestros lubricantes están diseñados para optimizar esta tarea y contribuyen a que el circuito de refrigeración trabaje de manera más eficiente.

SORT les informa que es el momento oportuno para realizar el cambio de aceite en su vehículo y que sus condiciones de trabajo sean las adecuadas, evitando desgastes de motor y consumos de combustible superiores a los normales.

Добавить комментарий